La cafetería temporal utiliza drones para tomar y servir los pedidos. Esta cafetería fue parte de las celebraciones del festival "Dream and Dare" con motivo del 60 aniversario de la Universidad Tecnológica de Eindhoven (del 22 al 24 de abril de 2016).

 

primer-cafe-con-drones

 

Los 20 estudiantes detrás del proyecto, invirtieron nueve meses en el desarrollo y construcción del drone, tienen como objetivo mostrar cómo los drones en un ambiente cerrado, podrían llegar a ser una parte esencial de la vida cotidiana moderna.

 

Blue-jay-drone-cafe-drink-flies

 

El drone, conocido como "Blue Jay", que se asemeja a un pequeño platillo volador con una franja luminiscente para los ojos, vuela alrededor de una mesa y toma el pedido de un cliente, éste señala en la lista lo que les gustaría tomar.

Por medio del escaneo de la lista de pedido se puede determinar la orden. Una vez que esté lista la orden el drone va con la bebida que se ordenó. La cafetería ofrece cuatro bebidas diferentes, que pueden ser de color azul brillante o verde - el mismo color que los ojos del drone.

Las bebidas son recogidas y transportadas por un conjunto de pinzas debajo del "Blue Jay" en un intento de demostrar que estas máquinas aéreas podrían ser utilizadas para llevar a cabo misiones delicadas, tales como la entrega de medicamentos. La creación de cada drone ha costado cerca de 2,000 euros, en un proyecto financiado por la Universidad.

 

Blue-jay-drone

 

Gracias a los sensores y una batería de larga duración los drones pueden volar dentro de edificios y navegar por interiores llenos de gente, a diferencia de otros drones que se basan en un sistema GPS.

 

Blue-jay-drone

 

Se dice que se pueden utilizar en otros usos, como sistemas de alarma o para ayuda de personas que tienen impedimentos para caminar. "Creemos que un día, los drones serán parte de la sociedad. Pueden ser tus amigos", dice uno de los estudiantes en la presentación del video.

 

 

 

Visto en India Today.