Un elefante es sacrificado cada 14 minutos en África, según el grupo Air Shepherd, que está utilizando drones para combatir esa terrible tendencia. Los drones pueden obtener información en la noche, cuando es difícil trabajar para los vigilantes de los parques. Con la tecnología de drones se pueden controlar y monitorear grandes extensiones de tierra en la búsqueda de los cazadores furtivos, quienes envenenan pozos de agua con cianuro.

En 2014, más de 40,000 elefantes y 1,200 rinocerontes murieron a manos de los cazadores furtivos que fomentan un mercado internacional extremadamente cruel y mueve más de 70 mil millones de dólares al año por la venta de marfil.

drones y cazadores furtivos

El sistema Air Shepherd primero colecta y analiza datos de las áreas en peligro, por medio de múltiples vuelos.

air shepherd

air shepherd

tecnologia condrones

Se posicionan los vigilantes del parque en las zonas donde están los cazadores furtivos, para evitar cualquier ataque contra las especies en peligro.

air shepherd

En este momento los de Air Shepherd está levantando fondos a través de una campaña en Indiegogo, para aumentar el volumen de sus vuelos con drones.

Drones Saving Elephants from Cyanide Poisoning! | Indiegogo