El tomar video y fotografías aéreas es algo que se está volviendo más popular entre la gente que tiene o desea tener un drone. Casi cada vez que se ven las noticias, un programa de televisión o una película  existen algunas grandes secuencias que muestran los edificios o lugares en la naturaleza de una manera que nunca hemos visto antes, desde ángulos que nos muestran exactamente lo que necesitamos admirar, pero todo esto sería imposible sin la ayuda de un drone. Muchos de nosotros quisiéramos probar esta tecnología y lograr increíbles tomas fotográficas y de video, ya sea sólo como entretenimiento o para fines comerciales y profesionales, pero tal vez no sabemos por dónde empezar. Así que aquí te mostramos una guía para empezar.

Elegir un drone adecuado para fotos y filmación – La tecnología de los drones y las cámaras está en constante evolución. No hay nada más frustrante que gastar dinero en un equipo completo, para que sólo unas pocas semanas más tarde salga un mejor modelo. La tecnología de los drones aún a precios módicos ha madurado hasta convertirse en una plataforma estable y confiable. Sin embargo, la tecnología de las cámaras de vídeo está todavía avanzando y mejorando más, por lo que es importante elegir un drone con una vida útil que perdure. Nuestra recomendación para comprar un drone adecuado es elegir uno que permita cambiar la cámara y el gimbal.

El DJI Phantom puede ser una buena opción porque incluye una cámara de 12 megapíxeles y vídeo 4K y viene con un gimbal con estabilización de 3 ejes integrado.  Acá puedes ver los que ofrecemos a la venta: Droneshop Semiprofesionales

droneshop semiprofesionales

Aprender a volar bien para lograr buenos videos y fotografías –  La regla número uno para la creación de grandes video e imágenes con un drone es muy simple: dejar de pensar en él como una cámara volando y simplemente pensar como si fuera una buena cámara sin un trípode, que se puede colocar en casi cualquier punto de tu elección y que la puedes mover como con una mano invisible. En un principio habrá algo de novedad al ver el material visual desde las alturas, sin embargo, pronto te acostumbrarás a esta gran característica. Empieza a pensar en la composición y planificación de las tomas desde todos los ángulos y pronto tus habilidades se incrementarán rápidamente.

Si sólo deseas lograr fotografías fijas es una habilidad relativamente fácil de aprender. Una vez que domines tus habilidades de vuelo con un drone, es cuestión de conseguir una composición que estés seguro de que funciona y lo siguiente es darle al botón del obturador. Recuerda, sin embargo, que un buen piloto de drones no significa necesariamente que sea un buen fotógrafo, por no hablar de que sea un gran cineasta. En primer lugar debes practicar la fotografía y leer sobre las habilidades básicas. Pero si te conformas con sólo tomar fotografías fijas, estarás perdiendo una gran parte creativa, la posibilidad de crear videos aéreos que se conviertan en algo extraordinario.

Cómo crear esas tomas increíbles estilo Hollywood – Lo más probable es que si eres nuevo en volar un drone, estás sobre-utilizando la función de zoom y te alejas de forma constante alrededor de la zona, creando un efecto no muy bueno, con ello parecerías una golondrina persiguiendo insectos. Así que, para aquellas personas que deseen crear tomas aéreas profesionales, el mantra es 'menos es más'. Hay que acostumbrarse a la idea de que el movimiento de los drones tiene que ser de forma suave y tratar de mover la cámara con el gimbal de la misma forma; lenta y con ritmo. Puedes practicar al filmar un objeto, como un automóvil o un edificio, con la cámara en un ángulo de 45 grados. Ni siquiera muevas la cámara con el gimbal, solo mueve suavemente el drone alejándote del objeto, de modo que aparezca en la toma, luego muévelo constantemente hasta ver pasar el objeto y listo, tendrás una toma simple, pero bien pensada. Un “travelling” sin sobresaltos y agradable.

Una vez que tengas experiencia y seas competente con los “travellings” simples, trata de suspender tu drone con un vuelo estacionario en alguna parte y práctica el desplazamiento horizontal y vertical. Toma algunas panorámicas girando sobre el eje horizontal de la cámara, del mismo modo en que giras la cabeza para seguir un vehículo en marcha. El drone se queda quieto, el gimbal mueve la cámara. Los movimientos de paneo pueden ser a diferentes velocidades, desde movimientos suaves admirando un hermoso paisaje, hasta lograr movimientos dinámicos como los que se logran al seguir un evento deportivo. Trata de experimentar con diferentes velocidades de paneo y verás que, se ven muy bien los que son suaves y funcionan mejor con los drones. Ahora trata de hacer una inclinación.

Una inclinación es tomar la cámara apuntando al horizonte y gira lentamente hacia abajo, tal como si estuviéramos al borde de un acantilado y mirar por encima de ello. La inclinación puede empezar al buscar el horizonte y luego moverse poco a poco hacia abajo. O bien, puedes empezar yendo verticalmente hacia abajo, antes de inclinarte hacia arriba para mostrar el objeto filmado. Este segundo disparo se denomina 'revelar' y es el tipo de movimiento que los operadores de cámara de Hollywood usan todo el tiempo.

Para aprender más se recomienda ver películas con grandes tomas y que los trates de emular con tu drone. Recuerda que si pilotas bien un drone, de seguro tendrás más tiempo para preparar grandes tomas, en lugar de estar peleando con lo técnico de los drones. La finalidad es que tu drone sea como una extensión de tu cuerpo manejando una cámara.