Por primera vez, los drones en conjunto con los hologramas pueden ayudar a combatir incendios forestales. Drones de la filial Insitu de Boeing y la tecnología HoloLens de Microsoft son las nuevas herramientas utilizadas, para hacer que los incendios forestales sean mucho más seguros de controlar por los bomberos.

En este proyecto se combina un gran drone como el ScanEagle de Insitu con el HoloLens de Microsoft, para producir mapas holográficos tácticos que los operadores pueden manipular y así poder dirigir los recursos necesarios a donde más se necesitan. Parece algo de ciencia ficción, pero es real, aunque todavía se está empezando a ver el potencial de todo el sistema.

ScanEagle drone

El tercer elemento en esta combinación es el software Inexa Control, que representa la versión comercial del sistema de control ICOMC2 de Insitu. Los mapas 2D del software son la fuente utilizada por el sistema para crear mapas 3D, que permiten a los operadores controlar todos los aspectos de las operaciones. Las ventajas y posibilidades del sistema se demostraron en mayo de este año, en la conferencia de AUVSI XPONENTIAL.

El video publicado por Boeing explica cómo funciona el sistema. Greer Carper, gerente de producto de ICOMC2 en Insitu, habla sobre las ventajas del uso de drones en incendios forestales. Tecnologías como el uso de infrarrojos en los drones ScanEagle, pueden detectar áreas que con las llamas no se pueden ver donde realmente se encuentran. Esto proporciona un mayor conocimiento de la situación, para que se puedan tomar mejores decisiones. El video muestra cómo el uso de una superposición interactiva de realidad aumentada, sobre un escenario real de incendio creado por las imágenes de los drones, se complementa con un mapa en 3D permitiendo a varios usuarios ver cómo se desarrolla la situación en el centro de operaciones.

 

Aunque apenas se está comenzando a entender el potencial del sistema, su uso ya ha demostrado la importancia de tomar decisiones rápidamente y compartir información con grandes grupos de personas en cualquier lugar. Greer Carper dice que con el software Inexa Control, los ingenieros esperan utilizar la tecnología de realidad mixta para un día controlar toda una flota de drones para uso comercial.

ScanEagle drone

La forma rápida de usar esa tecnología, sería que un drone se elevara por encima de un violento incendio. Dentro del centro de control en el campamento base, un jefe de bomberos utiliza un auricular con sensor, que se asemeja a las gafas de esquí, y en un instante el mapa holográfico tridimensional del fuego emerge ante él.

Hololens microsoft

hololens and fire

Con un movimiento de dedos el drone es dirigido a un punto especial, capturando imágenes infrarrojas del fuego en tiempo real y dando una información vital sobre el estado del incendio. A partir de eso, los bomberos pueden ser enviados, así como el equipo que maneja la cantidad de agua a desplegarse y el plan para evacuar a la población, todo ello sin poner en peligro la vida de un piloto. 

Posteriormente Insitu anunció la formación de una nueva unidad de negocio comercial dentro de su estructura corporativa. La unidad comercial tiene como objetivo aprovechar los más de veinte años de experiencia de la compañía en sistemas no tripulados, para ofrecer un valor sin precedentes al mercado emergente de drones que recopilan datos.

En los Estados Unidos, el ScanEagle fue desplegado por primera vez en el verano de 2015. Mientras más de 252,928 hectáreas de incendios forestales quemaron en todo el noroeste del Pacífico, los miembros de la tripulación del equipo Insitu Rapid Response lanzaron un drone ScanEagle en el cielo nublado por encima del Paradise Fire en el Parque Nacional Olímpico de Washington. El evento marcó el comienzo de una demostración operacional diseñada para mostrar cómo la tecnología de drones puede ser un poderoso multiplicador de fuerza en la lucha contra los incendios forestales.

El ScanEagle voló seis veces, entregando más de 37 horas de video infrarrojo en tiempo real al personal del Comando de Incidentes. La suite de software de imágenes en movimiento de Insitu proporcionó mejores capacidades de video y geo-registro que permitieron a los oficiales de bomberos identificar el perímetro del incendio e identificar áreas de intenso calor. El drone ScanEagle también ayudó a los helicópteros con la evaluación de los lugares que necesitaban más agua.

El drone ScanEagle vuela dentro de un certificado de autorización de emergencia (ECOA) expedido por el Departamento del Interior de la FAA que permite su operación dentro de los límites de la restricción temporal de vuelo. El ScanEagle es el drone líder en la industria y sigue definiendo la categoría ágil IVR (Inteligencia, Vigilancia, Reconocimiento). Es un drone apto para diferentes misiones: Búsqueda y Rescate, Respuesta ante Desastres, Protección, Seguimiento de Objetivos, Evaluación del Daños de Batalla, Seguridad Fronteriza, Protección de Activos, Anti-piratería o lucha contra incendios.