Las nuevas reglas publicadas el 29 de agosto de 2016 por la FAA de Estados Unidos avizoran un buen camino para hacer negocios con los drones. Con la apertura de un sistema comercial anunciado por este organismo, legalmente el volar un drone para hacer negocios está a punto de ser más fácil. El cambio fue anunciado en junio y ahora se lleva a cabo. Para las personas que quieren utilizar un drone para hacer negocios, en la actualidad ya es un proceso sencillo, en lugar de un lío de normas contradictorias y poco claras.

Hay dos maneras de obtener un certificado para poder volar drones con fines comerciales. La primera es que los pilotos mayores de 16 años de edad deben tomar un examen o la segunda: si ya tienen una licencia diferente de piloto, tomarán un curso de actualización de vuelo. La guía de estudio para la prueba consta de más de 80 páginas (Remote Pilot - Small Unmanned Aircraft Systems Study Guide). Esta regulación es más amigable, en comparación a las reglas anteriores, donde los pilotos de drones tenían que estar certificados como pilotos de aviones en primer lugar y luego aplicar para poder volar drones con fines comerciales. Además tomaban meses en aprobarlas. 

Con la certificación, un piloto puede volar un drone que pese menos de 25 kilos durante las horas del día, debe tener todo el tiempo a la vista el drone o desde un observatorio afiliado, a una altura de no más de 122 metros, a velocidades no superiores a 160 km/h y con tal de que no vuelen sobre las personas.

Si los pilotos quieren volar drones al margen de estas restricciones, pueden solicitar una exención específica en la parte superior del certificado, por ejemplo, para volar un drone en la noche, ya que por el momento existen más de 72 solicitantes que tienen permiso, como la CNN con su proyecto CNN AIR.

 Una de las principales preguntas sin respuesta por parte de la FAA es si estas nuevas normas también llevar las protecciones legales a los propietarios de drones. En concreto, saber si se trata de un delito federal el dispararle a los drones para derribarlos, sobre todo cuando se acercan a los bienes de otras personas. Anteriormente, la FAA había dicho que dispararle a los drones es un delito federal, al igual que lo sería para otras aeronaves.

Anthony Foxx, Secretario de Transporte de EE.UU., dijo en una conferencia de prensa que las nuevas normas podrían ser una bonanza económica, la generación de más de $ 82 mil millones de dólares y la creación de más de 100,000 puestos de trabajo durante la próxima década. "Hay literalmente docenas de misiones que un drone puede hacer, que de otro modo sería arriesgar vidas humanas", dijo Foxx.

Las nuevas reglas abren aún más la oportunidad para el uso de los drones en una amplia gama de industrias, incluyendo la agricultura, la construcción, la conservación, la producción cinematográfica y de vídeo, entre otros. En su intervención en la conferencia de prensa, el administrador de la FAA, Michael Huerta dijo que la llegada de los drones está abriendo una nueva era en la aviación.

DJI, el mayor fabricante mundial de drones, calificó a las nuevas reglas como un "punto de inflexión" en un comunicado de junio. Sin embargo, todavía hay limitaciones.

Se menciona esta noticia en Droneshop porque sabemos que si las reglas favorecen a la industria de los drones en Estados Unidos, también sucederá en otras partes del mundo como México.

Aquí están las nuevas reglas: Unmanned Aircraft Systems