El reciente huracán Matthew ha golpeado con fuerza, provocando graves daños e inundaciones en Jamaica, Haití y los Estados Unidos. Mientras que los equipos de respuesta a desastres trabajan para coordinar esfuerzos de ayuda, otros equipos utilizaron drones, una nueva herramienta eficaz en el estudio de condiciones climáticas extremas.

A continuación vemos algunas formas en que esta nueva tecnología puede ayudar a hacer frente a los huracanes.

Los drones ayudan a predecir el clima extremo con mayor precisión y perciben mejor lo que está pasando. Son muy utilizados por la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Aministration) para vigilar patrones climáticos y las nueva investigaciones muestran que los drones tienen capacidades únicas en ayudar a controlar e investigar fenómenos extremos como huracanes y tornados. La Universidad de Colorado Boulder es la institución de investigación principal para desarrollar drones diseñados para proporcionar una mayor vigilancia e investigación basada en datos de tormentas severas: el proyecto, denominado “Severe-Storm Targeted Observation and Robotic Monitoring” o " STORM "está trabajando para ampliar la capacidad de los drones y recolectar datos durante los fenómenos meteorológicos extremos.

Los drones han probado que son las mejores herramientas para operaciones de búsqueda – rescate y salvar vidas. Investigaciones recientes demuestran que los tiempos de rescate se reducen de forma sustancial y los resultados son mejores al utilizar drones. Durante las inundaciones de este año en Chennai, por ejemplo, se utilizó un sistema de comunicación que envíaba a los equipos de rescate más cercanos directamente a lugares específicos, identificados con anterioridad por los drones, esto sustituía la búsqueda casa por casa. Los operadores de drones en Louisiana pasaron días volando sobre calles y barrios ayudando a la gente para confirmar que sus seres queridos estaban a salvo durante las inundaciones de este año - y un veterano de guerra al estar volando su Phantom fue capaz de salvar la vida de un hombre de Carolina atrapado en el interior de su casa en los suburbios, que estaban casi totalmente inundados debido al huracán Matthew.

Al utilizar a los drones en conjunto con Cartografía en 3D, los equipos de respuesta pueden evaluar rápidamente los cambios en el sistema de carreteras o en cualquier terreno. A raíz de los terremotos de Nepal, DJI y la cartografía de la empresa Pix4D unieron fuerzas para crear mapas 3D de los lugares dañados. Este tipo de mapa se puede utilizar después de un desastre para informar a los equipos de reconstrucción de grandes infraestructuras, como carreteras y puentes. Con esta tecnología se puede mostrar los equipos de reconstrucción, cómo el paisaje puede haber cambiado como resultado de las condiciones meteorológicas extremas.

Los drones son la mejor herramienta para el monitoreo de diferentes infraestructuras, inmediatamente después de una tormenta, como las plantas de energía, torres de comunicación o instalaciones petroleras. Aunque los drones no pueden volar durante los fuertes vientos, son los primeros que pueden volar al terminar el siniestro, incluso mucho antes de que la zona pueda ser segura para que las personas accedan.

También los drones pueden proporcionar una documentación exacta, rápida y completa de las reclamaciones de seguros. Después del huracán, los propietarios necesitan una forma de documentar el daño y los drones proporcionan una de las mejores formas de hacerlo. Las compañías de seguros pueden recibir material de lo que ha grabado un drone, para indicar la magnitud de las inundaciones en la propiedad, los daños en el techo y la condición de los alrededores del vecindario, todo con unas cuantas imágenes aéreas.

 

 

En el futuro, a medida que evolucionan las regulaciones para permitir la entrega de productos por medio de drones, podrán suministrar agua potable y alimentos a los afectados. Empresas como Flirtey ya han probado con éxito la entrega de suministros médicos a un barco desde la costa. En una situación como lo que ocurrió en el desastre de Haití, donde los residentes del Sur ya no tenían alimentos y agua potable, barcos de rescate podrían lanzar drones hasta la zona afectada y entregar los suministros de primera necesidad.

haiti

 Con información de Dronelife