El volar un drone con vista en primera persona es lo más parecido a ser un ave. El FPV (First-person view) o punto de vista en primera persona, significa que visualizas lo que tu drone ve a través de su cámara. En lugar de simplemente ver a tu drone desde el suelo, puedes ver la imagen en directo a través de unas gafas especiales, en un monitor o un dispositivo móvil Android o iOS.

En el caso de las carreras con drones, si solo se observa desde el suelo, es muy fácil perder la pista de lo que tu drone puede enfrentar en un vuelo, no te puedes dar cuenta si es es necesario dar vuelta de forma rápida. Cuando vuelas en forma FPV, la izquierda y derecha nunca se invierten, porque tu perspectiva es la misma que el drone. Volar de esta forma también es mucho más envolvente. No es necesario esperar hasta que termine la jornada de vuelo para ver lo que lograste hacer en el aire; lo puedes experimentar a medida que avanzas. Por otro lado, en el caso del video o fotografía aérea, nada es peor que perder tu batería completa en tratar de conseguir la toma perfecta, sólo para descubrir más tarde que estabas dirigiendo a tu drone en la dirección equivocada.

Muchos drones proporcionan enlaces de video de alta calidad que se puede ver a través de una aplicación en tu teléfono o tableta. Estos utilizan Wi-Fi para transmitir la señal, lo que requiere una antena especial en el transmisor del control, para poder recibirla. Pero hay que tener en cuenta que las señales Wi-Fi experimentan una ligera latencia o se tardan en mostrar la imagen en la pantalla. Para la elaboración de una toma larga o volar de forma tranquila esto no es un problema, pero para la alta velocidad, vuelo a nivel del suelo o donde hay obstáculos como edificios y árboles, la opción de Wi-Fi vídeo no es lo suficientemente rápida. 

Eso no es un problema para un drone construido para las carreras, porque estos casi siempre utilizan sistemas de video analógicos. La imagen se envía como una señal de TV a más baja resolución en las frecuencias de radio 5.8GHz. Aunque estos sistemas pueden sufrir de interferencias 'estilo nieve' y la calidad de imagen en general es peor, se actualiza prácticamente al instante. Esto es ideal para el vuelo acrobático. Los sistemas analógicos son también mucho más barato y más fácil de instalar por uno mismo.