La industria de los drones puede proporcionar a las empresas el acceso a diferentes tipos de datos que nunca han tenido antes, lo que permite a los tomadores de decisiones tener una visión más completa de sus operaciones. Los drones “como servicio” es lo de hoy y seguirá evolucionando. 

Antes del cambio de regulación en los Estados Unidos, los operadores de drones tenían que tener una licencia de piloto completo (como si fueran a volar un avión). Ahora las nuevas regulaciones permiten a las compañías automatizar el vuelo completamente y ampliar los casos de uso de drones. Industrias como la minería, la arquitectura, la ingeniería, la construcción, la energía y los seguros están preparadas para el empleo de drones. 

El uso de los drones se está expandiendo en gran medida en el sector comercial y privado, así como en nuestra vida cotidiana.  Un caso de éxito entre los drones “como servicio” ha sido el de Krespi. Esta compañía es un proveedor líder de plataformas de inteligencia aérea que está transformando la forma en que las organizaciones captan, analizan y comparten ideas de negocios. El nuevo sistema Drone 2s proporciona datos de precisión avanzados para las operaciones de construcción.

Drones “como servicio” es un punto de partida razonable para lo que ofrece Kespry, pero realmente se necesita agregar analíticas de producción, avances digitales y, posiblemente, gestión de alta resolución para obtener una versión completa. Las compañías de drones buscan crear productos que combinen todo lo que una empresa necesita para lograr el éxito, desde el hardware hasta el software y las aplicaciones, incluyendo el procesamiento en la nube, todo en un solo lugar.

drones y minas

Operar drones con fines comerciales significa que básicamente se debe utilizar un dispositivo de captura de datos aéreos con la ayuda de sensores, aunque en esta etapa inicial los datos se capturan principalmente utilizando cámaras. Y ese dispositivo se puede conectar a un almacenamiento de datos y una fuente analítica. Los Drones también pueden contribuir a la creación de avances digitales porque los datos que capturan son tan nuevos y valiosos que permiten a las empresas crear modelos de activos y procesos enteros de alta resolución. Por ejemplo, una empresa minera podría crear un gemelo digital de todos sus almacenes con un nuevo nivel de precisión.

Los drones pueden ayudar a identificar eventos anómalos. Por ejemplo, en un parque eólico donde los motores están funcionando con un calentamiento excesivo. Los drones pueden ayudar a monitorear la humedad y las condiciones meteorológicas para identificar más rápidamente cuándo surgirá un problema.

Pronóstico continuo: En muchas industrias pesadas, las previsiones sólo pueden ser producidas trimestralmente o anualmente con las herramientas actuales, tales como equipos de levantamiento láser. Pero con los drones, la previsión puede ser un proceso continuo y en curso, lo que permite a las empresas re-plantear sus estrategia en forma casi diaria. Para una corporación minera, el ser capaz de actualizar estos pronósticos para evaluar mejor dónde perforar o gastar los recursos podría ser determinante.

Inspección de bienes de forma segura: Los drones pueden ir donde la gente no puede. Esto significa que se pueden verificar sitios donde, por ejemplo, un panel solar ha sido cubierto por una gran vegetación en medio de una base eólica ubicada en una isla. Los drones pueden evaluar cómo los activos están realizando su tarea, de una forma mucho más eficiente que confiar únicamente en la inspección humana.

Aprendizaje de la máquina (machine learning): Los Drones pueden ser entrenados para identificar ciertos activos, enviando un gran conjunto de datos a los sistemas de aprendizaje de máquina, que pueden encontrar patrones que la gente podría pasar desapercibida.

En fin, como se ha visto en la tecnología de los drones estaremos esperando grandes avances, para saber exactamente qué podemos hacer más con los drones en un negocio.