Algunos expertos de la industria han predicho que los drones que se dedicarán a entregar productos, seguridad y supervisar construcciones tendrán un gran impacto en los sectores comerciales en 5 o 10 años. Pero posterior a la flexibilidad de las regulaciones en Estados Unidos, parece que la espera no será tanta. El experto finlandés Tero Heinonen piensa que hay una posibilidad muy fuerte de que los drones comerciales comenzarán el próximo año.

El problema principal para los servicios comerciales es que se debe tener a la vista al drone todo el tiempo. La mayoría de las solicitudes de exención que se han presentado es para los vuelos más allá de la línea de visión y los vuelos nocturnos, vitales para la entrega, la seguridad y la industria de la construcción. A finales de octubre, la FAA había procesado el 6 por ciento y aprobado aproximadamente el 2.5 por ciento de las solicitudes de exención, haciendo que algunos del medio expresaran sus preocupaciones. Pero mientras que otros pueden estar ansiosos, parece que este es el comienzo de una asociación productiva entre la FAA, la industria y la comunidad.

drones delivery

Lo importante será que los fabricantes de drones puedan desarrollar más y mejores sistemas para vuelos independientes, que puedan certificar un vuelo sin que choque con algo o se desvíe de la ruta final.

 

La FAA también ha anunciado que para el final del año y principios del 2017 la organización avanzará hacia la regulación de los vuelos del drone sobre la gente. El administrador de la FAA Michael Huerta confía en los esfuerzos de la organización para regular con éxito a los drones en ese tema. “Las previsiones podrían ser de hasta 600,000 drones utilizados comercialmente durante el primer año después de que esta regla entre en vigor", dijo Huerta. "Los drones están ayudando a crear un nuevo medio de realizar el sueño americano".

drones delivery 

Algunas compañías estarán listas para el 2017 en cuanto a la tecnología. Poniendo a un lado las regulaciones, la tecnología y los modelos de negocio ya están bien establecidos. Los gigantes de la industria como Google y Amazon han estado presionando para que las regulaciones se aceleren.

Este año, Amazon formó una asociación con los reguladores de la aviación del Reino Unido, permitiendo que el gigante del comercio electrónico hiciera pruebas y desarrollar un nuevo sistema de entrega de drones. El objetivo final de Amazon es operar drones que usarán posicionamiento vía satélite para localizar la dirección de entrega y volar a una altura máxima de 122 metros y luego identificar un marcador para un aterrizaje seguro.

En una entrevista con The Telegraph, el CEO de Amazon Jeff Bezos confirmó que la tecnología de drones no es el mayor obstáculo para tener éxito. "Un día, las entregas de Prime Air serán tan comunes como ver una camioneta de correo", dijo Bezos. "Los problemas técnicos se pueden resolver. La cuestión más importante, o lo más importante en lo que hay que trabajar, es el aspecto regulatorio ". 

En agosto, Alphabet, la compañía matriz de Google, obtuvo permiso para probar su servicio de entrega de productos “Project Wing” con vuelos de drones en seis sitios de prueba autorizados. Los vuelos incluirán componentes de carga y más allá de la línea de visión visual, ambos requieren permiso específico de las regulaciones actuales de la FAA.

La última parte de la ecuación es la voluntad de la gente al aceptar a los drones como parte regular de sus vidas. Lo más importante es que las personas tengan más exposición a la información sobre los drones y lo que están haciendo para la sociedad. Cuanto más conocimiento el público tiene acerca de la tecnología de drones, más cómodo se sentirá con ella.

El futuro de los drones comerciales es ahora. Esperemos que en México no tarden tanto en llegar estos servicios.