Han existido diferentes noticias en los últimos meses sobre el rápido desarrollo de la industria anti-drones. Esto es porque existe la preocupación de que los drones pueden generar grandes amenazas si son utilizados para fines incorrectos.

Lo más común es que los drones equipados con cámaras pueden violar la privacidad de las personas y también pueden interceptar datos. Sin embargo, hay abusos más deliberados. Un ejemplo de ello es que ya se han utilizado para contrabandear drogas en los muros de la prisión.  En 2015, el Servicio Secreto reportó por lo menos existieron dos incidentes en los que drones volaron en el espacio aéreo restringido de la Casa Blanca. Mientras que en Japón, un activista antinuclear fue acusado de usar un drone para mandar una pequeña cantidad de arena radiactiva a la oficina del primer ministro Shinzo Abe.

Antes, cuando esta tecnología era cara, casi nadie podía tener uno a la mano. A medida que los drones se vuelven más baratos y más fáciles de usar, es más probable que lleguen a las manos incorrectas. Aunque la gente es cada día más cuidadosa mientras que los vuela, también pueden ser utilizados de otras formas que lleguen a ser ilegales.

El alto volumen de drones obliga a la creciente necesidad de soluciones anti-drones. Las amenazas de seguridad asociadas con los ellos está creando una necesidad aún mayor de expertos dispositivos de detección.

Aquí mostramos algunos dispositivos de captura de drones que pueden ser considerados por las autoridades:

La firma británica de ingeniería OpenWorks Engineering lanzó una solución de defensa anti-drones muy avanzada llamada SkyWall. El operador del SkyWall apunta a los drones y dispara un tipo de envoltura de redes. Las redes enredan al drone y el paracaídas lo trae de nuevo al suelo con cuidado. El dispositivo es adecuado para su uso en diversos eventos y edificios. Este lanzador pesa unos 10 kgs y funciona con gas comprimido y atrapa a los drones a una distancia de unos 100 m.

Este dispositivo está equipado con un sistema inteligente que bloquea el drone. Además, el sistema tiene un sistema programable para controlar el descenso del drone al suelo. Los sistemas de proyectil ayudan al operador a apuntar y disparar al drone. Sin embargo, el mejor rendimiento del sistema se basa en la precisión con la que el operador puede manejar el SkyWall.

El sistema SkyWall es una de las soluciones más eficaces para contrarrestar cualquier tipo de drones y crea una barrera física para ellos en el cielo.

 

El uso de aves para deshabilitar a los drones es la última serie de intentos para contrarrestarlos. Recientemente, Holanda ha entrenado águilas para neutralizar a los drones. La policía holandesa ha tomado medidas que podrían usarse con los drones en una condición de emergencia. En particular, la policía se asoció con una empresa de seguridad de entrenamiento de aves rapaces en La Haya.

Los drones son parecidos al tamaño de un pájaro así que el águila considera al drone como su presa. Después de interceptar a los drones en el cielo, el ave los lleva zángano a un lugar seguro. Meses de entrenamiento de las aves incluye el reconocimiento y la captura del drone. Especialmente, el entrenamiento les permite llevar a los drones directamente a sus entrenadores. Después del entrenamiento, los entrenadores expertos deciden si las aves pueden manejar eficazmente a los drones.

El punto más notable a mencionar es que mientras atacan a los drones, las aves no sufrirán una lesión con los rotores. La razón es que su método de ataque es muy preciso y pueden ver los rotores claramente a diferencia de los seres humanos. Mientras que las aves son competentes al atacar un drone similar a su tamaño, si los drones son más grandes, entonces sí pueden ser un peligro para las aves.

 

Los dispositivos de ondas de radio pueden llegar a ser armas anti-drones. Un contratista de ciencia y tecnología estadounidense, Battelle, ha creado un arma radical DroneDefender que puede detectar y deshabilitar a los drones. Este tipo de tecnología es más conocida como Battelle DroneDefenders, se enfrenta a los drones mediante ondas de radio. Los cañones son inofensivos para cualquier dispositivo que no sea un drone. El diseño de última generación hace que se desactiven los drones de una manera segura y controlada.

Este dispositivo anti-drone trabaja con tecnología de interrupción de frecuencia del control de radio y es extremadamente fácil de usar. El cañón apunta al drone y lo obliga a aterrizar en un radio de hasta 400 metros de distancia. 

El arma que se parece a un fusil de asalto moderno y pesa alrededor de 6.8 kg. Otra característica impactante del DroneDefender es, que puede funcionar durante 5 horas sin necesidad de recargarlo.

 

La tecnología del Dedrone (Rastreador de Drones multi-sensor) se compone de un dispositivo electrónico que detecta la presencia de drones no deseados en su proximidad. Los detectores en su integración con los protocolos de seguridad pueden hacerse cargo de las preocupaciones en seguridad y privacidad contra algunos drones.

Este tipo de detectores pueden identificar drones en el aire, en el agua y en el suelo. Una vez que el detector identifica el drone en un área en particular, puede enviar un mensaje, correo electrónico o alertas de voz al operador. Algunos rastreadores también pueden ayudar a proporcionar una alerta temprana que aumenta la probabilidad de manejar la intrusión de manera eficiente.

El rastreador puede montarse en cualquier lugar incluyendo prisiones, una planta nuclear, embajadas, instalaciones gubernamentales e industriales y edificios privados. Cada DroneTracker viene con cámaras, sensores acústicos y de radiofrecuencia. Estos detectan la presencia de drones y también indican qué tipo de drone es. Mientras que los lugares más pequeños requieren sólo uno o dos DroneTrackers, los estadios y otros lugares grandes pueden requerir hasta diez rastreadores. 

 

AUDS Sistema de Defensa Anti-drones, es un sistema que interrumpe y neutraliza los sistemas de drones pilotados remotamente. Especialmente, el AUDS funciona mejor al vigilar e identificar un aérea hostil y las actividades potencialmente malintencionadas.

Es un paquete de sensores inteligentes y efectivos capaz de detectar remotamente a los drones. Posteriormente, los sigue y clasifica antes de proporcionar la opción de interrumpir su actividad. El sistema AUDS integra la detección de los drones por medio de un radar y exploración electrónica. 

AUDS detecta drones en todas las condiciones meteorológicas, 24 horas al día. Puede detectarlos a distancias de hasta 10 km. Esto es gracias al uso del radar de exploración electrónica. Las cámaras de infrarrojos y de luz del día, junto con el software de seguimiento de video rastrean a los drones. Posteriormente, se bloquea las señales de radio que controlan a los drones con un inhibidor especial. Según la compañía, esto normalmente toma menos de 15 segundos.

 

DroneShield DroneGun proporciona una forma segura de contrarrestar una amplia gama de modelos de drones. Permite una gestión controlada de los drones por si llevan productos peligrosos como explosivos, sin dañar el entorno circundante, debido a que los drones responden generalmente a un aterrizaje vertical controlado.

<iframe width="700" height="394" src="https://www.youtube.com/embed/sbW3ZeoMJio?rel=0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>