Científicos de la Universidad Politécnica de Varsovia han creado la primera abeja robótica diseñada para polinizar artificialmente, se trata de un drone miniaturizado que es capaz de encontrar una flor, recoger su polen y transferirlo cuidadosamente del macho a la flor femenina para fertilizarla.

Este insecto robótico ya ha sido probado exitosamente en el campo y su capacidad de polinizar se ofrece como una "alternativa de esperanza" para hacer frente a la disminución constante de la población mundial de abejas, según lo declarado por su creador, el ingeniero Rafal Dalewski.

"El verano pasado, llevamos a cabo una prueba y ya tenemos la primera semilla obtenida a través de esta polinización artificial, por lo que se ha demostrado que nuestro drone puede hacer casi lo mismo que las abejas reales", explica Dalewski. Aunque reconoce que no ha sido capaz de diseñar un drone que puede producir miel, " el desarrollo de la tecnología se está moviendo cada vez más rápido y puede a veces ser sorprendente", bromea.

Rafal Dalewski

De cualquier forma, el robot polinizador "no tiene la intención de reemplazar a los insectos, sino de ayudar a su trabajo y complementarlo", explica el ingeniero, que se niega a evaluar si el drone puede polinizar mejor que las abejas reales.

La verdad es que este bio-drone no sólo ayuda a la naturaleza, sino que también lo hace de una manera inteligente, ya que puede programarse para centrarse en un área en particular y buscar flores de un tipo particular para polinizar, a través de un programa de computadora. Este dispositivo no está controlada por algún controlador de mando, se controla automáticamente por medio de software - dice el doctor Dalewski. Añadió que los usuarios sólo pueden ver con interés como el B-Droid encuentra una flor, se acerca a ella - evitando los obstáculos, baja del aire para recoger el polen y volar otra vez lejos de la planta. 

Acá se ve cuando hacía pruebas en el laboratorio:

abeja drone black mirror

La Universidad Politécnica de Varsovia ha creado dos tipos de drones polinizadores, uno que vuela y otro terrestre, ambos armados con una especie de plumero que está impregnado con polen para luego distribuirlo entre otras flores. El terrestre tiene más autonomía y su batería es más duradera.

Su creador afirma que estos robots también pueden ser utilizados para la agricultura de precisión, como dispensadores inteligentes de fertilizantes o pesticidas, ya que pueden programarse para depositar ciertas cantidades, dependiendo del tipo de planta o ubicación.

Este tipo de inventos son especialmente significativos cuando se considera que la mortalidad de los insectos polinizadores, de los que dependen la mayoría de los cultivos, es mayor cada año, sin que se conozcan las causas. Eso puede dar lugar a que se recupere la salud de los insectos o que se puedan estudiar más esas circunstancias y mientras que se sigan polinizando los campos.

Hace dos décadas, un grupo de agricultores franceses se dieron cuenta por primera vez de un fenómeno inusual en aquella época: la despoblación de las colmenas por la desaparición de las abejas, cuya polinización hace posible la mayor parte de la producción mundial de alimentos. Este fenómeno ya es global, especialmente en países con una agricultura altamente desarrollada y ha hecho que muchos científicos adviertan de las consecuencias de un mundo sin abejas.

En este video se habla sobre el problema de que estén muriendo las abejas y aunque se muestra una forma de reemplazarlas, la gente se pregunta si no es mejor hacer grandes estudios y evitar que desaparezcan. 

En 2014, la Unión Europea llevó a cabo un primer estudio sobre la mortalidad de las abejas, que mostraba cifras que oscilaban entre el 3.5% y el 33.6%, según el país. La abeja es un polinizador tanto para los cultivos como para la naturaleza; Si esto no ocurre, el rendimiento en la agricultura disminuiría y la supervivencia de las especies de plantas que dependen de las abejas como medio de polinización estaría en peligro.

Están trabajando en un diseño más compacto y estético. Lo que se ve aquí solo es un prototipo, todavía se puede mejorar mucho en todos aspectos. La universidad quiere poner a trabajar a los primeros drones en el 2017 y comenzar su producción en masa en dos años.

Por cierto, tal vez ya viste el episodio de Black Mirror donde salen drones en forma de abejas, que se encargan del proceso de reproducción de las flores, luego de la desaparición de las verdaderas. Muy recomendable el capítulo "Hated in the Nation". 

abeja drone black mirror

abeja drone black mirror

Información de EFE.