La Selva Amazónica es hogar de miles de comunidades indígenas distribuidas en áreas muy remotas. Como resultado, estas comunidades escasamente pobladas raramente tienen acceso a medicamentos esenciales y servicios de salud pública. Los médicos locales en la región de Contamana informan que existe un promedio de 45 mordeduras de serpiente al mes y no hay acceso rápido al antiveneno. Ahí es donde entran en acción los drones.

WeRobotics es un grupo de empresarios y humanitarios que traen la tecnología de los drones a las comunidades para el bien social. Ellos han creado laboratorios de innovación (denominados Flying Labs) en Asia, África y América Latina. Perú ha probado con éxito la entrega de drones con suministros médicos críticos a diferentes áreas remotas del Amazonas.

En esta misión se realizó una investigación en la localidad de Contamana, Región de Ucayali, en la selva amazónica, en los días comprendidos entre el 12 y 21 de Diciembre de 2016. En esta misión se realizaron pruebas de campo que consistían en el uso de drones para el transporte de suero antiofídico y muestras de sangre (con una carga útil hasta 1kg) utilizando un envase de transporte refrigerado y hermético. El drone voló de forma rápida entre el pueblo de Contamana hacia el pueblo remoto de Pampa Hermosa a unos 40 kilómetros de distancia. Las embarcaciones regulares, como canoas a motor realizan este trayecto en unas 6 horas si las condiciones de navegabilidad son favorables.

 selva y drones

El médico local de Pampa Hermosa señaló que transportar a un paciente que sufre de una mordedura de serpiente a Contamana es muy difícil. El intenso calor y las 6 horas de viaje pueden empeorar la condición del paciente. La mejor opción es llamar al centro de salud en Contamana y solicitar el envío del suero antiofídico en la próxima embarcación, pública, que se dirija a Pampa Hermosa. Está solución tampoco es la ideal y no sólo por el largo tiempo que tardaría en llegar el suero antiofídico a la aldea remota. El transporte de medicamentos esenciales a través de los medios públicos utilizando estas embarcaciones, no son las ideales. El médico también señaló que no tiene el equipo necesario para analizar muestras de sangre en Pampa Hermosa, por lo que cada vez que necesita este tipo de pruebas para hacer un diagnóstico, el paciente tiene que ser trasladado al centro de salud de Contamana, donde allí sí pueden realizar este tipo de pruebas. 

selva y drones

Cuando el drone estuvo listo para volar a Pampa Hermosa. Una doctora suministró al equipo Flying Labs el suero antiofídico, en cual fue acomodado en el pequeño envase hermético y refrigerado y colocado en el drone. Posteriormente el drone fue lanzado a mano desde el campo de fútbol de Contamana.

Aproximadamente 35 minutos después, el dron apareció sobre el pueblo de Pampa Hermosa y se aterrizó con el radio control, manualmente, por un miembro de Peru Flying Labs. El aterrizaje en el campo de fútbol local fue muy suave, el drone se deslizó suavemente a través de la hierba del campo de futbol. Muchos aldeanos pudieron presenciar el primer vuelo de entrega de carga de material médico en la selva amazónica. La batería del drone estaba al 40% cuando aterrizó en Pampa Hermosa, lo que sugiere que se podría haber volado el drone un poco más, quizá una distancia de 50km-60km.

El equipo de Pampa Hermosa sacó inmediatamente el suero antiofídico del envase refrigerado del drone y se lo entregaron inmediatamente al médico. El médico y su equipo de enfermeras de Pampa Hermosa simularon una emergencia médica de mordedura de serpiente, con un joven de la aldea que actuó como paciente. Así el médico y las enfermeras se pusieron a trabajar de inmediato, ayudándole a tumbarse en la hierba y pasar por todos los pasos médicos necesarios para administrar la medicina que le salvaría la vida. El simulacro se realizó dentro de los 10 min siguientes al aterrizaje del drone en el campo de fútbol. En otras palabras, si se dispone de un drone listo para volar en Contamana, éste puede ser utilizado para llevar suero antiofídico a Pampa Hermosa, lo que supone que el paciente puede ser atendido en unos 45 minutos aproximadamente, en vez de las 3-6 horas (en el mejor de los casos) que tardaría un barco.

selva y drones

 werobotics.org