La compañía internacional UPS hizo algunas pruebas en Tampa, Florida. Utilizó un drone multi-rotor, despegando desde la parte superior de una camioneta de reparto. El drone entregó un paquete directamente a una casa, luego volvió a la furgoneta que se había movido a una nueva ubicación. De la camioneta salieron brazos robóticos, para acomodar el drone en su techo.

El drone utilizado en la prueba fue fabricado por la compañía Workhorse Group Inc. de Ohio, que ya es un proveedor de tecnología para UPS. Ellos construyen camiones eléctricos comerciales, híbridos, baterías y también desarrolla tecnologías aeroespaciales. UPS les ha comprado 350 de sus camiones híbridos, 125 de los cuales ya están trabajando. El nuevo sistema HorseFly UAV Delivery de la compañía utilizado en la prueba de UPS fue diseñado para trabajar con sus vehículos.

UPS y drones para entrega de productos

El camión para la prueba fue construido a la medida para ser capaz de lanzar el drone HorseFly desde su techo, para luego asirlo a su regreso con brazos robóticos. Una jaula suspendida debajo del drone se extiende a través de una escotilla en el camión, donde se puede bajar y cargar con otro paquete. Mientras está estacionado, el drone se recarga a través de una conexión física entre sus brazos y la batería eléctrica del camión.

UPS y drones para entrega de productos

Según el vicepresidente de ingeniería de UPS, John Dodero, el objetivo de la compañía es que los drones funcionen desde cualquier tipo de vehículo, ya sea de gas o eléctrico, para realizar entregas de finales. "Esa base que tenemos encima de la camioneta podría ser instalado en cualquier vehículo, pero tenemos que asegurarnos de que tiene las capacidades y está configurado para poder con la carga", explicó. 

El HorseFly, es un drone de 4.3 kilos que cuenta con un fuselaje de fibra de carbono, es accionado por una batería de litio 18650 patentada, con capacidad para mantener un tiempo de vuelo de 30 minutos a una velocidad máxima de 72.4 kilómetros por hora. A diferencia de la mayoría de los drones de consumo que sólo vuelan por unos 22 minutos. El HorseFly puede llevar un paquete de hasta 4.5 kilos, lo que permite a UPS manejar una amplia gama de entregas residenciales.

 UPS y drones para entrega de productos

Si la tecnología trabaja como lo esperado, un día el operador de UPS podría presionar el botón de una pantalla táctil colocada en el tablero de un camión, para enviar un drone y completar algunas entregas. Esto permitiría a los conductores evitar caminos que no son lo suficientemente anchos para sus camiones y para hacer entregas en las zonas rurales donde las casas son muy pocas y alejadas entre sí. Los conductores no tendrían que ser expertos para pilotar drones, como para presionar un botón, hacerlos que despeguen y recuperarlos según sea necesario.

Más allá de resolver las dificultades técnicas, compañías como UPS y Amazon, que están construyendo sus propios drones de entrega, tienen que pensar en cómo quieren integrar esta tecnología en su fuerza de trabajo, especialmente si se produce a costa del trabajo de las personas o del trabajo remunerado por hora . UPS, dice que no ve que los trabajos de los operadores desaparezcan. "Los conductores de UPS son la cara de la organización. Los clientes dependen de ellos ", dice Dodero.

"Tenemos que ser competitivos. Todo lo que estamos haciendo aquí es eliminar los kilómetros que el operador tendría que conducir ", explica. "Nuestro objetivo no es reemplazar los conductores de UPS ... solo queremos mejorar sus capacidades y hacerlas más eficientes".

 

Con información de TechCrunch