Lograr magníficas fotos y videos con drones es una mezcla entre ciencia y arte. Los grandes fotógrafos primero deben tener una visión de la imagen que desean capturar. Luego se debe entender cómo funciona su equipo, para que puedan estar seguros de qué hacer en la configuración y capturar esa excelente imagen.

Tomar una foto o video con una cámara en tus manos es muy diferente a la de hacerlo de forma remota desde un vehículo en movimiento como un drone. Tendrá menos controles y recuerda, la fotografía aérea representa la acción. Eso significa que tendrás poco o ningún tiempo para adaptarte sobre la marcha. Por esta razón, los ajustes automáticos se convertirán rápidamente en tu mejor amigo.

Lo más importante que hay que recordar acerca del uso de un drone y una cámara es que el objetivo final sigue siendo la historia que se cuenta a través de las imágenes capturadas. Todos los principios de la fotografía tradicional, se aplican a la fotografía aérea, y es a través de la narrativa visual debidamente ejecutada que las mejores imágenes aéreas se crean. La composición, la iluminación y el tiempo son los principales elementos que determinan la eficacia de una fotografía, no importa si fue realizada en el suelo o en el aire. El conocimiento profundo y la práctica constante con drones ayudará a pensar en la narración, sin perderse en los aspectos técnicos. Para ser más eficaz como un fotógrafo aéreo, necesitas ser un buen piloto y de esta forma solo concentrarte en la parte estética.

A continuación te mostramos algunos aspectos importantes a tomar en cuenta.

La luz

La luz es el componente más importante de la fotografía. De hecho, sin luz, no se pueden capturar fotografías. Para fotografiar algo, se debe tener una fuente de luz para iluminar el objeto de tu fotografía. Se pueden utilizar diferentes fuentes de luz. En un entorno natural, se trabaja en gran medida con el sol. Si fotografías de noche y utilizas la luz natural, se trabaja con luz solar reflejada en la luna y tal vez algo de luz de las estrellas. También puedes trabajar con la luz emitida por una hoguera o hasta la luz de una vela. Si capturas imágenes en interiores, se trabaja con algún tipo de luz artificial, como bombillas o lámparas de algún combustible, velas, o un fuego en la chimenea.

Las cámaras funcionan de manera similar a cómo funciona el ojo. Al abrir obturador de la lente de la cámara, la luz entra por un momento breve. En las cámaras digitales, la luz es enfocada sobre un sensor que funciona como el ojo. La información de la imagen se convierte en código 1 y 0 y se guarda como un archivo. En las cámaras de película, la luz es enfocada sobre un material reactivo llamado película.

La dirección en la que la luz brilla en el objeto, ya sea luz natural o luz artificial, es también muy importante. Existen cuatro tipos básicos de iluminación direccional:

Luz frontal: Cuando la fuente de luz llega desde la parte posterior de la cámara o del fotógrafo e ilumina la parte frontal del sujeto de la foto o el video. La luz delantera es muy buena para iluminar la parte frontal de un tema y la proyección de sombras detrás de ella. Esto puede crear profundidad en la imagen al separar el sujeto del fondo. Cuando se usa la iluminación frontal, el ángulo de la fuente de luz puede afectar en gran medida la foto. A medida que la fuente de luz se mueve más alto por encima del sujeto, las sombras se acortarán y la imagen aparecerá más plana.

ninos drone

La luz suave: Si alguna vez has estado en un día nublado, habrás notado que, si bien no se puede ver el sol, el mundo todavía estaba iluminado. La luz directa tiende a emitir demasiadas sombras y el brillo puede causar matices de color que se pierden, mientras que la luz suave permite que los colores se vean mejor. Naturalmente los objetos de color se muestran mejor en luz suave, en contraposición a la luz directa.

petersburgo

Luz lateral: Cuando la fuente de luz está iluminando el sujeto por la izquierda o por la derecha, se verá mucho más textura en el tema. Esto se debe a que un lado del sujeto se ilumina demasiado, haciendo que el otro lado pueda tener más sombras. La luz lateral crea contraste y es ideal para fotos dramáticas. La luz lateral puede ocurrir de forma natural cuando el sol está muy bajo en el horizonte y la cámara está en un ángulo de 90 grados con respecto al horizonte. También se puede crear una luz de noche, mediante la colocación de una fuente de luz artificial a la izquierda o a la derecha.

 green

Contraluz: Es cuando la fuente de luz se encuentra directamente detrás del tema de la foto. La retroiluminación crea sombras en la parte frontal de la imagen. Si el sujeto tiene una silueta única, la iluminación la traerá a la vida a través de los bordes. Este tipo de iluminación puede ser difícil trabajar.

contraluz drone

Es difícil controlar la fuente de luz cuando se está capturando fotografías aéreas y video con tu drone. Sin embargo, la comprensión de cómo el ángulo y la posición de la luz pueden afectar tus imágenes te ayudará a tomar decisiones sobre dónde y cuando volar.

Si trabajas con poca luz
En algunos casos, la luz es escasa. Desafortunadamente, si no tienes una cámara que esté diseñada para funcionar bien en condiciones de poca luz, puede que no logres los resultados esperados.

Las cámaras digitales capturan las imágenes y video al enfocar la luz sobre un sensor, que luego se traduce en información para convertirlo en un archivo digital. Naturalmente, cuanto más grande es el sensor, mayor la información de luz que se puede capturar y almacenar. Lo que significa que las cámaras con sensores más grandes tienden a funcionar mejor en condiciones de poca luz, a diferencia de las cámaras con sensores más pequeños.

Si tu cámara aérea es una cámara réflex digital con lentes intercambiables, se puede configurar para que funcione en condiciones de poca luz mediante el ajuste de los siguientes elementos:

  • – Utilizar un lente con una apertura mayor. La apertura se denota generalmente en una lente con un número "F". Cuanto menor sea el número, mayor es la cantidad de luz que se deja entrar.

 

  • – Incrementa el ISO de la cámara. El ISO simplemente tiene que ver con la sensibilidad del sensor a la luz. En las cámaras antiguas, el ISO era la velocidad de la película. Cuanto mayor sea el número, mayor será la velocidad. Esto es bueno para condiciones de poca luz, así como la fotografía de acción.

 

  • – Baja la velocidad de obturación, de modo que la luz tenga más tiempo para entrar. Con la fotografía aérea en un drone, las velocidades de obturación largas pueden significar imágenes borrosas, así que ten cuidado de lo lento que puedes establecer tu obturador. Haz pruebas.

 

  • – Para fotos fijas puedes crear archivos de formato RAW, este no tiene compresión, es decir, toda la información capturada por la cámara se guarda. Esto te permite rescatar más detalles de imagen más tarde. Estos archivos suelen ser bastante grandes en tamaño, por lo que debes asegurarte que dispones de almacenamiento adicional a la mano.

 

  • – Para el video, reduce la velocidad de los fotogramas a 24 cuadros por segundo.

Trabajar con poca luz requerirá un poco de ensayo y error, hasta que estés satisfecho con la calidad de las imágenes que puedes captar con tu equipo.

Continuaremos con más consejos para mejorar las tomas aéreas en fotografía y video.