Las carreras de drones cada vez son más populares.

 

Como vemos, existen competencias como la Drone Racing League, quien recientemente anunció (además de su temporada 2017) a varios socios internacionales y patrocinadores clave antes de su temporada del 2017, y anunció el cierre de una ronda de financiamiento de la Serie B de $20 millones de dólares, llegando a un monto total de 32 millones de dólares. Es decir, cada vez hay más gente interesada en este deporte que poco a poco se va convirtiendo en negocio.

Hablamos de competencias donde nadie se sube a un vehículo para pilotarlo y competir. Aquí, los pilotos corren a distancia haciendo uso de radiocontroles y gafas FPV (Vista en Primera Persona, por sus siglas en inglés), sin moverse de la silla o butaca.

Resulta obvio que sólo los profesionales pueden competir al máximo y seguramente los cursos de formación relacionados con drones serán de lo más demandado dentro del entrenamiento deportivo. Pero no bastará con el conocimiento. La habilidad, la experiencia y la concentración serán fundamentales para hacer frente a los nervios de una carrera de verdad.

Hoy son los pilotos de Fórmula 1 los que tienen cientos de miles de aficionados. ¿Será que mañana serán los pilotos de drones quienes despierten en el público las sensaciones que genera el deporte? Probablemente.

¿Por qué las carreras de drones y no otros vehículos?

Hay un elemento que atrae a la gente hacia los drones más que a otros vehículos controlados a distancia. La posibilidad de volar siempre ha sido algo que ha fascinado al ser humano. Y gracias a la realidad virtual, es posible sentir cómo son las cosas a vista de pájaro casi sin esfuerzo. Además de que son mucho más ágiles y rápidos que otros ingenios mecánicos.

También se transmitirán por la TV

Como con cualquier otro deporte, las carreras de drones se televisarán para el disfrute de los aficionados que no puedan seguir en vivo la emoción de esta actividad. El año pasado hablámos del interés de ESPN por transmitir las competiciones de este nuevo deporte. Algunos hablan incluso de la posibilidad de ponerse unas gafas y vivir junto a nuestro piloto favorito la emoción de cada vuelta.

¿Qué crees tú? ¿Llegarán estas carreras a eclipsar otros deportes de motor, como el motociclismo o los automóviles?