Los kamikazes ahora son drones

Se llama CH-901, pesa nueve kilos, está equipado con una cabeza explosiva y puede alcanzar velocidades de hasta 140 kilómetros por hora. Obviamente fue creado con finalidad bélica. Este dron cuenta con una cámara capaz de localizar su objetivo y dirigirse hacia él, tal como lo hacían aquellos pilotos japoneses suicidas en la Segunda Guerra Mundial.

Lo más seguro es que posteriromente veamos videos de "pruebas" de su efectividad. Y claro, las reacciones de otras potencias militares.

 

Drones kamikazes

Drones kamikazes

Este es otro ejemplo de drones kamikazes.