David Quiroz, director de tecnología en Drone.Academy y especializado en la NASA, fue invitado a Chile para dar una charla sobre drones.

Ante tantas opciones disponibles, elegir un dron puede ser mareador: para un novato, se vuelve complejo saber cuál es el dron ideal para actividades recreativas, audiovisuales, de seguridad o empresariales.

¿Quién puede ayudarnos? Un verdadero experto: el mexicano David Quroz quien participó en Tecné, una feria de tecnología y audiovisual organizada por Duoc UC. Él es ni más ni menos que director de tecnología de Drone.Academy, la primera academia de drones en Latinoamérica que opera en la Ciudad de México.

David Quiroz

Desde su experiencia, entrega varias pistas respecto a marcas, modelos y precios para tener en cuenta al momento de invertir.

El paso previo a la compra

"Lo primordial antes de comprar un dron es leer las normativas y reglamentaciones de cada país. En Chile, por ejemplo, se necesita tener una licencia para volar dichos vehículos", dice Quiroz respecto al permiso que entrega la Dirección Nacional de Aeronática Civil desde abril de 2015.

"Lo segundo es verificar para qué voy a utilizarlo: ¿para hobby?, ¿para una empresa?, ¿para crear yo un servicio? Si lo usaré para hobby el equipo debe solamente tener ciertas características, como el regreso a casa por GPS y Fisrt Person View (FPV) o vista en primera persona. Con eso podré mirar la cámara de mi dron a través de mi table. Luego entran los equipos más sofisticados, con cámaras de 12 a 20 megapixeles. Estos son para levantamiento topográfico o fotografía semiprofesional", agrega el experto mexicano, quien además tiene una especialización en vehículos no piloteados entregada por la NASA.

Como Hobby

Para entra al "mundo dron", Quiroz recomienda aquellos comerciales de baja resolución. "En este rango, la marca Hubsan es ideal. Los modelos con los que se puede empezar son el H107D o el H501C. Son equipos baratos, tienen función GPS, FPV y modos inteligentes de vuelo; son fáciles de volar y muy completos para alguien que quiere empezar. El más barato puede llegar a costar entre cien y doscientos dólares", comentó David.

Semiprofesional

De acuerdo con Quiroz, los que sigue son los modelos semiprofesionales, equipos que evolucionan gracias a dos sistemas de posición: GPS y GLONASS, para ubicarse en el aire a través de satélites rusos. Al tener ambos, es más preciso su posicionamiento. Un ejemplo puede ser el DJI Phantom 3 Standard.

Para grabar video

"Si quieres grabaciones semiprofesionales, te recomiendo el Phantom 4 Pro o 4 Pro Plus. Estos equipos no sólo tienen GPS y FPV sino modos anticolisión: evitan obstáculos en su recorrido y usan cámaras de 20 megapixeles. Incluso graban en formato RAW, especial para cine. Y si quieres más de 20 megapixeles se compra la cámara y se adapta al equipo."

Para cine

Para grabar cine recomiendo los Matrice 600 y Matrice 100, con cámaras formato RAW, las X5 y X5S. Ahora, si puedes económicamente les recomiendo el Inspire 1 y el Inspire 2.

Drones de carreras

"Estos son equipos que uno puede comprar y armar en casa. La habilidad que se necesita es superior a un modelo comercial porque no existe modo automático: todo lo que manejo es en modo manual. No existe asistencia de GPS ni barómetros. Tampoco cámaras anticolisión: es como si fueras piloto de la Fórmula 1. No está hecho ni para fotografías ni para video, sólo para correr (aquí algunos).

Uso empresarial

"Son los que sirven para inspeccionar en altura, como celdas solares o torres eólicas. En este caso, el tiempo de vuelo es un factor importante. Los de carreras tienen vuelos entre 8 y 16 minutos, los semipro de 16 a 28 minutos; en los profesionales como el Matrice 600 el tiempo de vuelo es de 35 minutos. Pero para aplicaciones industriales necesitas al menos 45. Estos deben ser diseñados a la medida" concluyó Daviz Quiroz.

Nota original: LUN