En el pasado Mobile Word Congress, Huawei no sólo presentó lo mejor de su línea de smartphone y relojes inteligentes. También presentó una serie de ideas extravagantes. Una de ellas es su ambicioso plan que pretende resolver la corta duración de la batería de los drones. El plan no es tener mega drones si no construir torres que los recarguen de forma inalámbrica durante el vuelo.

El concepto forma parte del proyecto X Labs de Huawei (en asociación con China Mobile). El equipo detrás de él identificó los dos principales problemas a la hora de utilizar los drones para la inspección: la duración de la batería y la interferencia de los edificios en el GPS. Un portavoz sugirió que el problema del GPS también es, a menudo, un contribuyente importante a la cuestión de la vida de la batería. La solución propuesta es que las torres de celulares aumenten los datos del GPS, mientras que también proporciona carga inalámbricamente.

En el futuro, la compañía espera que la carga inalámbrica sea lo suficientemente buena como para que el drone no necesite aterrizar, pero eso parece estar un poco lejano ya que esa tecnología apenas se está desarrollando en dispositivos móviles.

Con información de Engadget