JD.com se adelanta a Amazon y construirá la mayor red de logística de drones de baja altura de China.

JD.com, el minorista más grande de China, en línea o fuera de línea, ha llegado a un acuerdo con el gobierno provincial de Shaanxi para construir la mayor red de logística de drones de baja altura de China.

Abarcando un radio de 300 kilómetros, la red incluirá cientos de rutas y bases aéreas de aviones no tripulados en toda la provincia para envíos de comercio electrónico y más. Se espera que los drones de carga pesada puedan transportar más de una tonelada, transportando productos de alta calidad a áreas remotas y productos agrícolas a las ciudades.

Con esto, la empresa china se ha adelantado a Amazon, quien estuvo trabajando y haciendo pruebas para realizar entregas mediante drones.

Amazon anticipó hace unos años la posibilidad de enviar pedidos a sus compradores a través de drones, pero mientras la multinacional estadounidense aún investiga esa tecnología, una rival china, JD.com, se le ha adelantado y ya usa estos vuelos no tripulados como mensajeros.

Desde el año pasado, en algunas zonas del país, especialmente en regiones montañosas y remotas, la imagen de un dron de hélices transportando un paquete ya es algo habitual, y la marca, segunda principal del comercio electrónico tras la poderosa Alibaba, quiere expandir este transporte.

"Nuestro objetivo son áreas rurales donde la infraestructura no es buena y el sector de la mensajería no está desarrollado, por lo que es mucho más barato enviar drones allí", explicó a EFE el vicepresidente de JD.com para asuntos internacionales, Josh Gartner.

"El gran reto es el suministro de energía de los drones", explicó el directivo en la sede central de JD.com, un faraónico edificio en las afueras de Pekín donde trabajan miles de empleados y en el que muchos de estos drones se exponen en la zona pública, junto a cafeterías, fruterías y pantallas de cine futuristas.

Seis de los siete modelos de dron que usa JD.com (también conocida como Jingdong) son eléctricos y sólo el mayor de todos, un gran aparato de casi dos metros de envergadura y capacidad para transportar hasta 30 kilos, es alimentado por gasolina.

Los drones por ahora no llevan directamente los pedidos al comprador final, sino a un encargado de la compañía en la misma localidad donde vive el cliente, o al menos cerca de él, explicó Gartner. "Depositamos los envíos en el pueblo, y allí tenemos lo que nosotros llamamos un 'promotor local' que lo recoge y se lo lleva al cliente en los últimos metros", cuenta el directivo.

Fuente: EFE