¿Qué drones necesitan licencia para poder volar?

A pesar de que ya van cuatro revisiones a la Circular Obligatoria de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) en materia de drones, todavía hay mucho desconocimiento al respecto. Por eso, nos dimos a la tarea de aclarar muchas de las dudas que han surgido en los últimos días.

 

El vuelo de drones sí está regulado.

Actualmente, para el vuelo de drones en México, existe una normativa que vigila la Secretaría de Comunicaciones y Transportes pero que hasta el momento no sólo impone sanciones de carácter civil.

En este mismo año, hemos estado informando acerca de los distintas propuestas de sanciones y regulaciones  que se han ido presentando y que se pretenden sumar o reforzar la Revisión 4 de la Circular Obligatoria CO AV-23/10 de la DGAC.

El tema a tomado fuerza gracias a la noticia de que a partir de diciembre de 2018 por fin se publicará la normatividad sobre vuelo de drones en el Diario Oficial de la Federación (y que, supuestamente, volarlos sin licencia podría costar hasta 403 mil pesos de multa). Este hecho ha provocado que muchas personas estén preguntándose si su Spark, Mavic, Phantom o algún otro drone de la misma categoría necesitará licencia.

 

Entonces, ¿qué drones necesitan licencia para poder volar?

 De acuerdo a la última Circular Obligatoria (reiteramos, no es ley todavía) y en términos generales, los drones de menos de dos kilogramos no necesitan una licencia para poder volar.

 

Estos son algunos de los drones que NO necesitan dicho documento:

- Toda la serie Phantom (1, 2, 3, y 4 en todas sus versiones)

- La serie Mavic (Air, Pro y 2)

- Spark, Tello y similares.

Drones como el Agras (de fumigación), Inspire 1, Inspire 2, Matrice 100, Matrice 200, y Matrice 600 sí requieren licencia ya que superan los dos kilogramos.

Para drones de otras marcas, consulta las especificaciones en el manual de tu equipo. El fabricante debe incluir el peso neto del producto.

 

Pero, ¿sí me van a multar o no?

Primero, vamos aclarar los siguientes puntos:

- La entrevista a la que nos referimos no se le hizo a un funcionario de la DGAC o de la SCT sino a un director de una empresa privada. Es decir, no es una fuente oficial.

- El proyecto de NOM sí es real y está basado en la R4 de la Circular. Ahí vienen expresadas las categorías de drones que necesitan licencia para operar.

- El proyecto de NOM ya estaba turnado al Senado y sí es probable que en diciembre entre en vigor.

- El valor de la multa es representativo pero aún no es oficial. El apartado 10 de la Circular dice que cualquier incumplimiento a lo dispuesto la misma será sancionado por la Autoridad Aeronáutica conforme a lo establecido en el artículo 89 de la Ley de Aviación Civil. Las multas a las que se refiere dicho artículo van de doscientas a cinco mil Unidades de Medida y Actualización. Estamos hablando que van desde los $16,000 hasta poco más de $400,000. Es la base que tomaron pero no hay mecanismos que ayuden a determinar la multa correspondiente.

- Como lo dice la nota, sólo es una tendencia lo de bajar la categoría de los drones para que puedan ser operados únicamente con licencia. Esto quiere decir que NO es un hecho que se vaya a llevar a cabo ya que no podemos compararnos con países donde el tema de la regulación de drones es más avanzado.

 

¿Qué se necesita para obtener una licencia?

En términos generales, estos son los requisitos, de acuerdo a la R4 de la Circular de la DGAC:

1.- Solicitud por escrito.

2.- Ser mayor de edad.

3.- Acreditación de nacionalidad mexicana. 

4.- Formato de Cédula.

5.- Constancia de aptitud psicofísica vigente (max 90 días) emitida por la Dirección General de Protección y Medicina Preventiva en el Transporte. El costo es de $1,673.00 pesos.

6.- Comprobante de pago de derechos por concepto de formación, aplicación de exámen y expedición de autorización Pag 78 Ley federal de derechos.

 

I. Por la expedición de cada certificado de capacidad, licencia o permiso para: 

a).- Personal de vuelo ............. $1,333.72

b).- Personal de tierra ...............$1,000.24

 

Artículo 160.- Por la expedición de cada certificado de aprobación tipo, se pagarán derechos conforme a la cuota de $1,667.20

Artículo 161. Por el examen para el permiso de formación o capacitación, así como por los exámenes para la obtención, convalidación y recuperación de licencias y certificados de capacidad, se pagarán derechos, por cada uno de $1,852.89

 

7.- Acreditación de los exámenes teóricos y prácticos.

8.- Certificación por un centro de instrucción reconocido (max 2 meses) (69 hrs del curso).

9.- Se pueden convalidar certificados de cursos de piloto privado, comercial y/o controlador aéreo.

10.- Tener bitácora de vuelo con un mínimo de 13 hrs (7 hrs con piloto autorizado, 5 hrs acreditadas por un centro de instrucción autorizado, 1hra de exámen ante el centro de instrucción autorizado).

 

¿Por qué una ley?

Sabemos que parece algo exagerado pero si vemos a futuro ya no se ve así. La Era del Drone está a la vuelta de la esquina y debemos de estar preparados para los numerosos desafíos de seguridad que esto traerá. Es simple, ¿qué va a pasar cuando cientos o miles de drones utilizados para entrega de mercancías, aviones, helicópteros, coches y taxis voladores, drones de la industria cinematográfica, militares o simplemente drones de hobbie compartan el mismo cielo? Un caos, seguro.

Airbus, el fabricante de aviones, proyecta que solo en París, los drones representarán casi 20 mil vuelos por hora para el año 2035, mientras que las operaciones con aviones comerciales se duplicarán. Por eso es importante darle la seriedad necesaria a este tema.

 

¿Qué responsabilidad tengo comprar y volar un drone?

Aunque nuestro drone no requiera de una licencia para poder volar, debemos darnos a la tarea de saber operar perfectamente el equipo, dónde sí y dónde no volar, conocer las regulaciones existentes para volar responsablemente y de forma segura, entre otras cosas más. Tal vez un curso no estaría de más.

Además, también sugerimos se registre el equipo ante la DGAC y contratar un seguro de daños a terceros en caso de que tengas algún percance.

 

¿Estás de acuerdo? Déjanos tus comentarios.