Regula la SCT el uso de Aeronaves No Tripuladas (Drones)

 

  • * Se privilegia la seguridad del público y de los usuarios
  • * Sólo pueden ser usados lejos de los aeropuertos y helipuertos
  • * Las nuevas normas son obligatorias para todos

 

Se dice que la gente no está enterada sobre estas regulaciones  y menos que se debe obtener una licencia para volar drones. Debido al creciente uso de aeronaves no tripuladas, conocidas como drones, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sigue fortaleciendo los criterios que regulan su operación, a fin de preservar la seguridad del público y también, por supuesto, de los operadores de ellos.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes publicó un documento con el nuevo marco normativo que los Sistemas de Aeronave Piloteada a Distancia (RPAS, por sus siglas en inglés), mejor conocidos como drones, tendrán que seguir en México. La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de la SCT emitió, el pasado 8 de abril de 2015, la circular CO AV 23/10 R2, que sustituyó la emitida en el 2010 y está vigente hasta ahora. Este documento es de observación obligatoria para todos los operadores civiles de esas naves.

En el documento se mencionan las limitaciones, leyes, reglamentos, normas federales y locales, que deben seguir los operadores en tierra, sean personas físicas o morales. Establece limitaciones al uso de drones según su peso, pero incluye limitantes válidas para todos los equipos. Sin importar el peso, sólo pueden ser operados durante el día, en áreas no clasificadas como prohibidas, restringidas o peligrosas, y al menos a 9.2 kilómetros de los aeropuertos controlados, a 3.7 kilómetros de los aeródromos no controlados, y a 900 metros de los helipuertos, y no deben dejar caer objetos que puedan causar daños a personas o bienes.

La circular distingue tres tipos de drones:

 

  • * De hasta 2 kilogramos de peso
  • * De más de dos a 25 kilogramos
  • * De más de 25 kilogramos

 

En los tres casos, los operadores, sean personas físicas o morales, están obligados a respetar todas las leyes, los reglamentos y las normas federales y locales aplicables. Sólo los drones que pesen menos de 2 kg pueden ser operados sin necesidad de requerir autorización de la DGAC, pero si se usan para actividades comerciales deben contar con un seguro de daños a terceros, entre otras condicionantes.

En cuanto a los que pesan más de 2 kg, cuando su uso es recreativo, sólo pueden ser usados dentro de clubes de aeromodelismo. Los de uso comercial requieren autorización de la DGAC. Las limitaciones son aún más específicas para operar aparatos de más de 25 kilogramos de peso, que sólo pueden volar en los términos y condiciones autorizados por la DGAC, además de que su operador debe contar con una licencia de piloto. Además del permiso, se pretende supervisar el diseño y la construcción, como si fuera un avión, porque ya es un aparato de dimensiones que pueden generar riesgos.

A medida que la industria de drones crezca en participación de mercado y uso en México, se espera que se llegue a una estandarización de la industria, en cuestiones, como materiales, fabricación, operación, diseño y capacidades de los aparatos, puesto que así será más sencillo aprovechar las posibilidades que brindan estos vehículos, dentro de la industria y la sociedad. Si el usuario del drone desea operar fuera de los requerimientos y limitaciones indicadas por la circular, deberá realizar una solicitud a la autoridad aeronáutica correspondiente.

Por si deseas ver el documento completo en PDF: regulacion-uso-de-drones-para-operacion-segura-Mexico Para mayor información sobre INSTRUCTIVO RPAS-REGISTRO EN LÍNEA visita el sitio de Secretaria de Comunicaciones y Transportes: 3.5 RPAS (Drones)"